Menú

Cleto vuelve

Boudou y Mariotto precipitan la revalorización de Cobos.

Carolina Mantegari - 15 de agosto 2012

Artículos Nacionales

Cleto vuelvesobre informe de Consultora Oximoron
Redacción Final de Carolina Mantegari
especial para JorgeAsísDigital

«En el futuro, relativamente inmediato, la figura de Julio Cleto Cobos se va a revalorizar».
Oberdán Rocamora
21 de Octubre de 2011

La tesis fue anticipada -cuando no- por el Portal.
Fue menos de diez meses atrás, en «La terapia lenta del frío» (cliquear).
Se aludía al castigo terrible de la indiferencia, en combinación con la crueldad, que el kirchnerismo le aplicara al vicepresidente Julio Cleto Cobos. Una seguidilla de maltratos iniciados después de aquella madrugada de invierno del 2008. Con el voto «No Positivo».

Para ser exactos, la «terapia» del «frío» se extendió hasta el mediodía del 10 de diciembre de 2011. Cuando Cobos, con alguna dignidad, abandonó el Congreso. En la marcha hacia el olvido previsible.
La misma señora Presidente, Nuestra César, se disponía a asumir su segundo mandato. Con el estreno de un vice cautivante, vigorosamente premiado por la iniciativa original de manotear los fondos de pensión.

Según el pensador Durán Barbas, se trataba (Amado Boudou) de un excelente candidato. Por los atributos republicanos de tocar la guitarra, cantar rocks para la m…, circular en motocicleta con «el pelo al viento», y con una novia bella y joven detrás. Muy evocada, Agustina, con frecuencia, en Filo. Sobre todo a la hora de contarla.

Cleto vuelvePronto, Boudou iba a volcar. Consagrarse en el núcleo medular de la vigente Banda de Descuidistas. Junto a la ristra de «buscas» entrañables que exploraban «El paraíso de The Old Fund» (cliquear).
Los descuidistas arrastraron, conscientemente, a Nuestra César, en el descuido de la complicidad.
Para enlodarse en «Ciconne. La ciénaga del cristinismo» (cliquear).

Efectos comparativos

Por mero efecto comparativo, para Consultora Oximoron, la defección moral de El Descuidista precipitó el fenómeno inesperado de la revalorización de Cobos.

Pero sería, en todo caso, arbitrariamente injusto confirmar que, por volcar antes que nadie en la primera curva, Boudou carga con la exclusiva culpabilidad del crecimiento de su antecesor.

De manera indirecta, Cobos debe también su furtiva recuperación al rol tristemente desafortunado que le hicieron cumplir a Gabriel Mariotto, El Calabró de Llavallol.
Trátase del vice gobernador que Nuestra César, maliciosamente, le impusiera al gobernador Daniel Scioli, Líder de La línea Aire y Sol. Para el castigo cotidiano de secundarlo en Buenos Aires, la provincia inviable.

Cleto vuelveAsí como El Descuidista llegó a la vicepresidencia por la contundencia de sus manotazos, El Calabró de Llavallol, militante entusiasta, fue promovido, como vice gobernador, por su combativa gestión en el Confer. Por monitorear La Ley Anti Clarín, en el choque frontal contra Héctor Magnetto, El, Beto, hoy ajustado a la frontera del 7 de diciembre. Fue designado, además, para repetir la condición de pesado de vanguardia. Ahora en contra, frontalmente, de Scioli.

Nadie que sea un buen amigo de Alfredo Carlino, el poeta popular, puede ser una mala persona.
La amistad con Carlino es, lamentablemente, el único mérito rescatable que se le puede reconocer, hasta hoy, a Mariotto.
El vicegobernador suele desperdiciarse por la obediencia debida. Por cumplir las instrucciones desastrosas de Nuestra César. Consisten en hostigarlo, ostensiblemente, a Scioli. Característica que forzó, inmediatamente, el paralelo. Con Cobos.
Por el mismo efecto comparativo, también gracias a El Calabró de Llavallol, emerge Cobos, El No Positivo, como ponderable ejemplo de lealtad.

La revancha

Cleto vuelveLa cuestión que Cobos, desde la frialdad del Congreso, volvió a Mendoza. Dispuesto, probablemente, a convertirse en la alucinación del hombre normal. Para dedicarse a su oficio técnico y su familia. Como pretextan todos aquellos que los boletearon.
La sentencia se la atribuyen al Viejo Saadi. «Cuando un político dice que quiere disfrutar de la familia es porque lo c…».

Los desastres simultáneos de Boudou y de Mariotto lo sorprendieron a Cobos, de pronto, en pleno crecimiento en su provincia.
Conste que para lanzarse le bastó un tuit.
«Nunca me fui de la política. Vamos a elaborar la mejor propuesta. Sí, voy a ser candidato a diputado nacional».

Para los números de Oximoron, en 2013 Cobos emerge como el favorito en Mendoza.
Triunfador, pero en medio de la debacle del peronismo devastado.
El Cleto se viene, en 2015, por la revancha.

Siete samurais

Juan Manuel Urtubey, El Brumel del Norte, y Sergio Massa, La Rata del Tigre, fueron desplazados de la tabla de privilegio de Oximoron.
Por hacerse olímpicamente los burros. Por especular en la firme actitud de espera.

Cleto vuelveLos dos exponentes de la cultura peronista (Urtubey y Massa) salen de la séptima posición que compartían, entre los Nuevos Siete Samurais (cliquear).
Pasan, en adelante, a formar parte del pelotón. Suplidos ambos por el radical Cobos, que desde hoy es el séptimo samurai.

De manera que los Siete Samurais, al cierre del despacho, son:

1- Scioli, Aire y Sol. 2- Cristina, Nuestra César. 3- Moyano, El Charol. 4- Macri, El Niño Cincuentón. 5- Binner, El Hombre Quieto. 6- De la Sota, El Cordobés Profesional. Y 7- Cobos, El No Positivo.

El samurai 7 -conjetura Oximoron- parece aproximarse naturalmente hacia Hermes Binner, el samurai 5.
Pese a los delirios izquierdistas de los aliados sin votos que suelen merodearlo a Binner, por aquí puede armarse otro polo de poder. Abrirse alguna ventanilla socialdemócrata. Otra alternativa, para algarabía de los abnegados sobrevivientes de la extinguida civilización radical.
Cleto vuelveHasta hoy, antes de Cobos, los radicales oscilan. Entre el papelón de incinerarse solos, pero con la consolidación de la identidad. O refugiarse en la tibieza de la Estación Terminal.
La Estación Macri, precisamente, samurai 4. El baluarte exclusivo del macricaputismo, que viene de marcarle la cancha, a Nuestra César, samurai 2, con el «subte».
Como le marcó la cancha Aire y Sol, samurai 1, siempre a Nuestra César, con el «medio aguinaldo».

Carolina Mantegari
para JorgeAsisDigital.com

Redacción final. Informe Oximoron.
Permitida la reproducción sin citación de fuente.

Relacionados

La espera tensa de la piña

Los multiplicados fragmentos del peronismo se preparan para el trago espeso de cicuta de la segunda ronda.

Oberdan Rocamora - 19 de octubre 2021

¿Y si lo dan vuelta?

Con los sindicalistas activos, con los gobernadores y minigobernadores en acción, el peronismo tradicional aspira dar vuelta el resultado.

Oberdan Rocamora - 4 de octubre 2021

Turno de Manzur, El Menemcito

Pese a los reclamos de la hinchada, a Aníbal no lo querían dentro del gobierno.

Oberdan Rocamora - 21 de septiembre 2021