Menú

Tomografía del Consejo de Seguridad

ESTADO 194, PALESTINA, BIENVENIDA (II): Por el Reconocimiento 9. Abstención 5. Veto 1.

Serenella Cottani - 22 de septiembre 2011

Artículos Internacionales

Tomografía del Consejo de Seguridadescribe Serenella Cottani
especial para JorgeAsísDigital

NUEVA YORK (de nuestra corresponsal itinerante, SC).- China y Rusia, dos Estados escasamente irrelevantes, miembros Permanentes del Consejo de Seguridad, van a votar favorablemente. Por el reconocimiento de Palestina. Para ser, en adelante, el Estado 194 de las Naciones Unidas.
Los siguen, a China y Rusia, hasta aquí, otros dos Estados nada descartables. Brasil y la India. Van 4.
Son -Brasil e India- dos significativos países emergentes que aspiran, con lícitos derechos, al sinceramiento del poder mundial, que se quedó anclado con los porotos triunfantes de 1945.
Ambos Estados, Brasil e India, potencias económicas, geográficas y demográficas, pretenden transformarse en Miembros Permanentes del Consejo. Para ser, de conseguirlo, bastantes más iguales que el resto.

Doble disidencia nacional

Es la reivindicación anhelada. Espejismo de la política exterior del Brasil. Al que se opone explicablemente Argentina. Con la simétrica apoyatura de Méjico.
Ayer, Cristina, sin ir más lejos, ante el pleno de la Asamblea General, avanzó aún más. En el admirable discurso no leído, que suele derivar en el infortunio para los traductores.
En un rapto de excesiva democracia, en materia multilateral, Cristina se aventuró en sostener que, a su criterio -o sea de Argentina- no debieran existir los Miembros Permanentes.
Tomografía del Consejo de SeguridadEl concepto, de fuerte contenido voluntarista, estaba dirigido a los ingleses. A los usurpadores instalados de Malvinas. Pero pudo evaluarse, también, como otra suerte de desaire hacia Brasil. El socio grande del Mercosur que se dispone a jugar en las ligas mayores. Con una legitimidad inspirada en el ímpetu de la Economía, más que en las conquistas de su Cultura.
La disidencia nacional es doble. Porque Argentina, en principio, no lo apoya al vecino y socio Brasil, en la reivindicación fundamental de su geo-política.
Y segundo porque Argentina, directamente, desde la máxima instancia institucional, propone acabar con la vigencia del objetivo. Que no exista más el atributo de Miembro Permanente. Por el que pugna Brasil activamente desde hace, al menos, tres lustros.

Tomografía del Consejo

El Consejo de Seguridad tiene 15 miembros. 5 Permanentes, 10 Transitorios.

A favor del reconocimiento a Palestina, aparte de los cuatro citados, se cuentan las adhesiones de otros tres miembros, no permanentes.
El Líbano, lo cual es obvio. Sudáfrica, y Gabón.

Tomografía del Consejo de SeguridadAunque Gabón, país africano francófono, al cierre del despacho es sometido a las presiones fuertemente lógicas. Para que se abstenga.
Se cuenta entonces, hasta aquí, con 7 votos positivos (aunque, si se consigue el retroceso de Gabón, van 6).

Es previsible, para la evaluación, que esta vez el Reino Unido -Miembro Permanente-, interrumpa el clásico seguidismo. La obediencia del ex-colonizador, ostensiblemente colonizado. Que Reino Unido no siga los pasos del Estado Vetador, Estados Unidos. Y que se abstenga. Como Francia. Otro Miembro Permanente.

A propósito, el presidente Sarkozy despunta con el recurso originalmente intrascendente. Consiste en equiparar, a Palestina, con la Santa Sede, nombre oficial del Vaticano. A los efectos que Palestina adquiera el rango de Estado Miembro, pero Observador. Sin plenos derechos.
Atributo, o premio consuelo, que perfectamente Palestina puede conseguir hoy sin la retórica ayuda de la Francia de Sarkozy. Sobre todo si el dossier «Reconocimiento de Palestina» se traslada hacia el plenario de la Asamblea General. Donde necesitaría el apoyo de los dos tercios.
Es decir, de los 193 porotos enrolados, en la comunidad internacional organizada, Palestina debe disponer, en el bolso de la aceptación, de alrededor de 128 estados-porotos.
Los palestinos contabilizan, hasta hoy, no menos de 132. Aunque aún no finalizó la ceremonia operativamente simultánea de las presiones.

La Excepción Colombia

Falta que se expidan los otros cinco votos, de miembros no permanentes.
Derivan en porotos sustanciales. Para atemperar, al menos, la soledad -diplomáticamente patética- de Estados Unidos.
Son Bosnia Herzegovina, Nigeria, Alemania y Portugal. Y Colombia.
Colombia es el poroto que se deja para evaluarlo aparte. Junto con el rol del Estado Vetador.

Tomografía del Consejo de SeguridadPara la evaluación, después de fatigar los pasillos de la ONU, Bosnia Herzegovina y Nigeria, al cierre del despacho, se van a sumar a los 7 que ya dieron el sí. Irían 9.
Pero se intensifica, según nuestras fuentes, el apriete amablemente británico hacia Nigeria. Poroto africano anglófono.

Por conducta solemnemente europea, Alemania y Portugal van a proseguir, con seguridad, el camino de la abstención.
Es el que señalan los 2 Miembros Permanentes, Francia y Reino Unido (como se denomina a los ingleses). A los que, ineludiblemente, se les debe agregar Colombia.

Signa Colombia la excepción continental entre los países «Grulac». Del Grupo Latinoamericano y del Caribe.
Al poroto Colombia, en tanto Estado, suele molestarle que se lo califique, en general, injustamente, como el «Israel de América». Por el excesivo acercamiento hacia Estados Unidos.

Su inteligente y atractiva canciller, la señora María Ángela Holguín, clarificó la posición:
«Queremos una solución sostenible y duradera, en un diálogo bilateral entre Israel y Palestina».
Tomografía del Consejo de SeguridadLa voluntad de Holguín, como la del estadista Obama, y del resto de ciertos estadistas presentes, es racionalmente idílica.
Pero se alejan, Los Idílicos, del escenario que planta, con su propuesta, Mahmoud Abbas, el Presidente de la Autoridad Nacional Palestina.
Se trata del reconocimiento a Palestina. El juego es por el Sí o por el No.
Justificadores, abstenerse.
Colombia sigue entonces el camino de la abstención. O sea, Colombia apoya, en la práctica, el no.

Para la evaluación, el score deportivo en el Consejo de Seguridad podrá ser el siguiente:
Por el Reconocimiento, 9. China, Rusia, Brasil, India, Bosnia Herzegovina, Líbano, Sudáfrica, Nigeria y Gabón.
Aquí se incluye, entre los positivistas, a Gabón y Nigeria. En plena intensificación de los aprietes diplomáticos de los antiguos colonizadores. De los que, en cierto modo, dependen.
Pero se supone que Gabón y Nigeria no podrán desairar la causa que empuja el Grupo Árabe. Y sobre todo también China, la única potencia que les asigna exclusiva seriedad. Y puntuales atenciones. Al olvido colectivo del África.
Por la Abstención, 5. Cuatro son europeos. Francia, Alemania, Reino Unido y Portugal. Con la excepción de Colombia.

Superpotencia poderosamente aislada

Sólo resta situar, en la tomografía, al Estado que debe asumir, ante sus contemporáneos, el riesgo histórico de ofrecer la espalda. El Veto.
La exhibición fría del otoño, en la plenitud de la «primavera árabe».

En el cuadro penosamente ingrato del presente, Estados Unidos queda como la superpotencia poderosamente aislada.
Sometida, ante los ojos del mundo, y a pesar de la presidencia del estadista llamado Barack, a la eficacia apretadora del lobby israelí.
Tomografía del Consejo de SeguridadA las influencias inagotables, a veces insaciables, de la AIPAC.
The American Israel Public Affairs Committee.
Merece ampliamente, la AIPAC, un próximo despacho exclusivo. Independiente. Propio. Que establezca, acaso, los riesgosos paralelismos, con las insaciabilidades reivindicatorias de quienes acompañaron, a Cristina. En la pausa, polémicamente excitante, de Nueva York.

Serenella Cottani
para JorgeAsisDigital.Com

Relacionados

Bolivia, la Croacia de Macri

Tanto la Bolivia de Macri como la Croacia de Menem comparten el mismo "cazador oculto". Estados Unidos como protagonista fantasmal.

Oberdan Rocamora - 13 de julio 2021

Barrio Sheikh Jarrah, Jerusalén Este

Los desinformados lo presentan como un diferendo fácil. Es entre un estado moderno (Israel) y el terrorismo (Hamas).

Osiris Alonso DAmomio - 12 de mayo 2021