Menú

Informe en Colores

El rojo es negativo. El verde es aprobación. El amarillo es neutralidad. Cristina lo recibe en la mañana.

Jorge Asis - 23 de marzo 2011

Artículos Nacionales

Informe en Colores(con apoyo de Consultora Oximoron)
A diario, desde la Secretaría de Medios, se prepara, para conocimiento de Cristina, el Informe en Colores.
Trátase de la gran innovación de la línea. La conduce el ascendente Juan Manuel Abal Medina, mal apodado Figuretti.
Puntal del frepasismo que sobrevive. El funcionario contiene ambiciones vicepresidenciales.
«Si Mariotto aspira a ser el vice de Scioli, perfectamente Abal puede aspirar a secundar a Cristina», confirma la Garganta.

Mapa Comunicacional

En la carátula del Informe en Colores hay un Mapa Comunicacional de la Argentina. Viene minuciosamente pintarrajeado con tres colores.
Certifican el tratamiento suministrado al gobierno, desde las portadas de los diarios provinciales.
El color rojo representa la adversidad. «Significa que en tal provincia salen mal parados».
El color amarillo es el inocuo. La tibia neutralidad. Ni el fu ni el fa. Ni bien ni mal.
Y el color verde significa la aprobación. El acompañamiento a la marcha del modelo. Es cuando Cristina -o sea el gobierno- aparece positivamente.
Bastan, después, algunas líneas confidenciales, para aportar los fundamentos de cada color.
La metodología es efectivamente simple. Ideal para analfabetos funcionales en materia de comunicación. Pero admiten la construcción del balance cotidiano. A través del Mapa Comunicacional.

Arte del pedal

Informe en ColoresAl trascender, por estas líneas, el estilo primario de confección del informe, podrán encararse modificaciones.
Hasta hoy, el Informe en Colores se basa exclusivamente en las portadas. Al avivarse, los editores tratan, con perspicacia estratégica, de poner siempre positivamente al gobierno, en la primera plana. Y deslizar alguna crítica, en todo caso, sólo para el interior del diario. Abajo y en página par. Total no se registra.

Es una suerte de intento de seducción editorial. De mensaje de buena onda que le envía, el editor provincial, a la señora presidente. Con la inconfesable esperanza de figurar, entre los primeros, en el dilatado momento de pasar por la ventanilla.
Cuando el Estado, el Gorro Frigio, se disponga a pagar las deudas de publicidad. Las que se arrastran, según nuestras fuentes, desde hace más de un año.

El Gorro Frigio, en la actualidad, es reticente para pagar. Para ser rigurosos, el Gorro Frigio siempre paga. Pero ahora tarda, en exceso, en pagar.
Es la brillante manera de mantener, a los editores, a merced. Ideada por los que administran los dinerillos del Gorro Frigio. A través de la deuda, que paulatinamente se agiganta.

Es el arte del pedal. La bicicleta para la dilatación del pago. Emerge como la razón fundamental que explica, en el Mapa Comunicacional, la predominancia del verde.
El Informe de Colores se asemeja, felizmente, a los «paisajes de Catamarca» de la zamba.

Informe en ColoresLa complacencia, aquí, es el instrumento de la esperanza.
Menos que la aprobación de la gestión, la presencia de tanto verde, en el Informe, representa la esperanza de cobrar. Aunque sea parte de las facturas que colosalmente se acumulan.
La deuda, entonces, pasa a transformarse en una responsabilidad compartida. Entre el acreedor mediático, que es formador de opinión, y el representante político del Gorro Frigio, interesado en la opinión favorable.
Al encontrarse el editor, a la espera del cheque providencial, no debería, previsiblemente, arriesgarse, en las portadas, para no ser calificado con un rojo. Puede toparse con el despreciable destino del cajoneo. Ser cajoneado burocráticamente hasta el final de la fila de bicicleteados.
Para la salud financiera del diario provincial, es indispensable que el burócrata, que se gana el sueldo en la secretaría, lo condecore cotidianamente con los «distintos tonos de verde».

Tratamientos para diferenciales

De acuerdo al relevamiento de Consultora Oximoron, el Informe en Colores sirve para ser aplicado sólo a los diarios del llamado Interior.
Presentan un tratamiento diferenciado. Para diferenciales.

«Los medios nacionales, hoy, viven de la publicidad de la Provincia y de la Capital. Nación no paga», asegura la Garganta. Especializada en mediología.

Significa que los medios centrales, sean gráficos y televisivos, deben nutrirse, económicamente, de los avisos procedentes de las dependencias que se reportan al gobernador Scioli, líder de la Línea Aire y Sol. O a Macri, el Caudillo del Artificio Autónomo.
Porque la multiplicidad de avisadores, que dependen de las arcas de Cristina, no ponen una moneda.
«Hasta que, selectivamente, te la ponen toda», confirma la Garganta.

La deuda se amontona. Se impone como una manera extraña de capitalizar al editor. De fomentar el ahorro compulsivo.
Para cobrarla, suelen ser convenientes las concesiones. Y tratar que nunca se irrite el deudor. El administrador del Gorro Frigio se convierte, indirectamente, en una suerte de socio. Compañero de ruta, así sea indeseable. Y que ya no impone, como contrapartida, la filosofía del «eterno retorno».

«Con Cristina no se puede robar», confirma la Garganta.
Prospera la melancolía tanguera por los «tiempos viejos».

La Propia Tropa y La Adversidad

Informe en ColoresNi el Artificio Autónomo de la Capital, ni la Provincia Inviable, participan del Informe en Colores.

«Debe entenderse como un privilegio prioritario hacia el interior. Significa cambiar el eje de la comunicación. De afuera hacia el centro», certifica la Garganta.

Ocurre que aquí, de acuerdo a la teoría, el juego está muy claro. Se sabe cuáles son los medios «Propia Tropa». Y cuáles son los medios definitivamente manejados por La Adversidad. Vinculados al «poder concentrado».
El montón de publicaciones del señor Spolszky, sean diarios como El Argentino o El Tiempo, o semanarios como Miradas y Veintitrés, componen, con hidalguía, la llamada «Propia Tropa». Como la Secretaría de Estado de Página 12. Son medios que vienen con el color verde eventualmente asegurado. Atendidos, en general, en el mostrador generosamente diferente.
Y el color rojo se reserva para la prensa de La Adversidad. Representada por los «concentrados» La Nación y Clarín. Y alternativamente Perfil (el AsísDigital queda donde se juntan las paralelas).

El color amarillo, según la Garganta, podría merecerlo la objetiva neutralidad de Ámbito Financiero.
«Ámbito dista de ser Propia Tropa, pero es un medio muy profesional. Es altamente improbable que se destape con alguna puñalada artera. Una portada descalificatoria».
De las que sobran en el -cada vez más inofensivo- diario Clarín.
Tapas que merecen el «rojo shoking». Como en aquel film sobre Venecia, protagonizado por Donald Sutherland.

Relacionados

¿Y si lo dan vuelta?

Con los sindicalistas activos, con los gobernadores y minigobernadores en acción, el peronismo tradicional aspira dar vuelta el resultado.

Oberdan Rocamora - 4 de octubre 2021

Turno de Manzur, El Menemcito

Pese a los reclamos de la hinchada, a Aníbal no lo querían dentro del gobierno.

Oberdan Rocamora - 21 de septiembre 2021

El boleto de noviembre está picado

El Poeta Impopular planteaba las PASO como un plebiscito hacia su gestión. Como si (la gestión) hubiera ocurrido.

Oberdan Rocamora - 14 de septiembre 2021