Menú

Bajar a Patti

LA NOCHE DEL KIRCHNERISMO (III): En beneficio de De Narváez. Para perjuicio de Kirchner. Negociaciones.

Oberdan Rocamora - 3 de junio 2009

Miniseries

Bajar a Pattiescribe Oberdán Rocamora
Redactor Estrella, especial
para JorgeAsísDigital

Avanzan las tratativas para bajar la lista que encabeza Patti, desde la mazmorra de Marcos Paz. Para beneficio explícito del PROperonismo. De Francisco de Narváez, necesitado de acortar la distancia que lo separa de Kirchner.
Son 7 puntos sustanciales. Precisamente los que registra la intención de voto de Patti.
Trasciende el tenor de inquietantes reuniones. Embajadores autorizados de De Narváez -como Gustavo Ferrari y Alfredo Atanasoff-, con Santiago Cúneo.
Es Cúneo el titular del enigmático MODIN. Agrupación que alude directamente al betún de la «dignidad» de aquellos «carapintadas». Pero sobre todo Cúneo es el apoderado de «Con vos Buenos Aires». Engendro coyuntural, enriquecido por la irremediable sospecha de resultar, en la práctica, funcional. A los intereses inmediatos del kirchnerismo. A pesar de las intenciones de sus dirigentes, que mantienen un lícito derecho a la existencia.
«Con vos» presenta lista para diputados nacionales, con Patti, en el primer lugar.
Armaron, además, postulaciones en 68 distritos.
Junto al inclaudicable Daniel Basile, alias El Chicho (anotado en tercer lugar), Cúneo supo estructurar una versión del duhaldismo salvajemente alternativo. Pero que contiene menemistas de última generación, como la señora Mercedes Landa, anotada en el segundo lugar. Y peronistas de ramos generales, como Carlitos Dellepiane, en el cuarto.
Por su parte, Cúneo se conforma con la austeridad de una concejalía. En San Miguel. A los efectos de confrontar con Rico, el «parental». Después del incierto periplo, Rico logró desembarcar en la costa del menos previsible de los Rodríguez Saa.
Consta que la semana anterior, en un teatro céntrico, «Con vos» produjo el acto político más estremecedoramente extravagante de la abúlica campaña. Con la estelaridad, en vivo, de Carlos Menem, el irreductible. Y con la voz agitadora de Patti, desde la mazmorra. Por teléfono.

Museo Renault

Para bajarlo a Patti, se suceden las reuniones, según nuestras fuentes, desde el domingo. En sitios desaconsejablemente públicos, para pasar inadvertidas.
En principio, en el Museo Renault. Se juntó Ferrari, operador prioritario de De Narváez, y candidato. Con Cúneo.
En simultáneo, desde la base de Báez, en Las Cañitas, se tramitaba un acercamiento paralelo con los exponentes del duhaldismo más radicalizado. Los que no tenían otra alternativa que remitirlos, nuevamente, a Cúneo. Por intermedio del expresivo Atanasoff se llegó hacia la cordialidad de Basile. A través de Basile, la idea del levantamiento llegó, como por un tubo, al propio Duhalde. A quien se lo nota, según nuestras fuentes, algo apesadumbrado por los infantilismos inexplicables de De Narváez.
Acontece que, a esta altura, De Narváez se supone un líder de verdad. Supo rodearse de un conjunto entusiasta de aficionados. A los que Duhalde calificaría, en arrebatos de piedad, como «amateurs». En inferioridad para cotejar con los planteos electorales de «los profesionales». Con la contundencia de los 45 minigobernadores del conurbano. «Testimoniales» que se juegan, el próximo 28, la plebiscitada permanencia. Y en casos límites, la libertad.

De todos modos Duhalde, según nuestras fuentes, se encuentra interesado en que De Narváez obtenga el resultado más auspicioso. O que haga, en todo caso, el menor papelón posible.
Entonces, el mismo tono de Basile, Duhalde habría aprobado el levantamiento inmediato de la lista. Acción tardía que podría proporcionarle, al PROperonismo, los 7 puntos que mantiene de ventaja el Frente de la Victoria. Con Kirchner y Scioli. Y con Los Profesionales.
Sin embargo, quien debe conciliar las posiciones con De Narváez, no es Duhalde ni Basile. Es -para ser exactos-, el desconcertante Cúneo. El aventurero que mantiene una irritante visión estratégica de la política. Al extremo de proponerse, en la plenitud de los desbordes teóricos, la osadía de imaginar el peronismo desde la derecha. Sin culpas.

La Biela

La próxima reunión, larguísima, transcurrió el lunes. Por la tarde. Cúneo con el demasiado expuesto Atanasoff. En La Biela. Teledirigidos por mensajes de texto y acosados por miradas perplejas.
Pese al hermetismo, pudieron rastrearse los términos del acuerdo que aún se discute. La decisión final, a esta altura, se encuentra en el campo de De Narváez.
Datos que aluden al entendimiento político. Más que, presuntamente, a la inexorable compensación económica. Glucolines eventuales que suelen, en general, ser secretos. Sujetos a la fantasía de los que se enteren, a través del Portal, de esta historia.
La lista de diputados nacionales, de Patti, se levanta, según nuestras fuentes, a cambio del levantamiento, por parte del PROperonismo, de las listas de concejales en 47 distritos.
De los 68 distritos en los que presenta «Con vos».
Es decir, se asiste, de máxima, al trueque del levantamiento de la lista nacional -en beneficio eventual de De Narváez-, por 47 levantamientos distritales.
Exigencia que, de ningún modo, De Narváez tiene fuerza política para imponer. Pero, si no son 47, los levantamientos, de mínima, perfectamente pueden ser 12. O 10. O los que sean. Sobre todo donde reluzca la recortada influencia de Felipe Solá.
Al cierre de este despacho, pudo constatarse que no existe, entre los próceres que acompañan a De Narváez, gran entusiasmo por sostener la estabilidad de los contados felipistas que perduran. Incluso, del propio Felipe. Perciben que el entendimiento, entre Solá y De Narváez, mantiene la atmósfera perentoria del plazo fijo. Renovable -depende-, el 29 de junio.

Pudo rastrearse otro punto de improbable cumplimento. Los beneficiarios tendrían que asumir otra posición argumental, en lo que respecta a los presos. A los que el kirchnerismo, desde la justicia, les instaló el concepto denigratorio de «presos de Lesa». Por delitos de lesa humanidad. Cúneo, en cambio, los califica como «presos políticos».
De las negociaciones por el levantamiento no sólo se enteró el Portal. También, según nuestras fuentes, determinados personeros del gobierno. Los beneficiarios actuales que pasarían, con el trueque del levantamiento, a ser, en los papeles, los perjudicados.

7 puntos

Los 7 eventuales puntos de Patti, se les resta, en su gran mayoría, y por derecha, a De Narváez.
7 puntos cruciales para el kirchnerismo que planifica, a través del triunfo contundente en Buenos Aires, la reconstrucción de su perforada identidad. Sobre todo admite la simulación de la derrota en otros escenarios fundamentales. Como Córdoba. O el artificio autónomo de la capital. O Mendoza. Relativamente, en Santa Fe.
Es el turno, en la complejidad, de los traficantes de influencias oficiales. Corredores ministeriales que se esfuerzan, según nuestras fuentes, en evitar que se concrete la transacción política.
Pudo rastrearse que se les ofrece, desde el costado gubernamental, algo tan valorable como el dinero. Aire. Es decir, medios de comunicación. A los efectos de instalarlos en el primer plano. Condecorarlos con la magia de la diabolización. Con ataques que, en simultáneo, los legitima.

A la madrugada, en vísperas del punto final de la crónica, aún no se registró el acuerdo. Dilataciones. Quedan, acaso, 36 horas de altibajos. «Con vos» sigue adelante con su lista nacional. Con la confección de las boletas respectivas. Mientras tanto surcan los mensajes de texto infinitamente entrecruzados. Con Ferrari y Atanasoff a pleno. Deben demostrarle a De Narváez que son portadores de eficacia.
Si hoy se levanta la lista de Patti, la novedad podrá anunciarse, con dramatismo emocional, en la sede conspiracionista de la calle Dean Funes. Con la presencia estelar de De Narváez, El Elegido que desperdicia, hasta hoy, la oportunidad de derrotar a Kirchner. Un encargo de la sociedad agobiada. Para magnífico lucimiento del tatuaje inexpresivo. Como una cicatriz.

Oberdán Rocamora
para JorgeAsísDigital

Continuará
Manténgase conectado.

Relacionados

6 hombres y 4 mujeres en pugna

El bipartidismo fragmentado sigue vigente. El Justicialismo, detrás del Frente de Todos. El Radicalismo, detrás de Juntos por el Cambio.

Carolina Mantegari - 17 de mayo 2021