Menú

Brasileros y Primos

2.400 millones de glucolines verdes las dos represas del Río Santa Cruz

Serenella Cottani - 26 de noviembre 2007

Miniseries

Brasileros y PrimosRIO GALLEGOS (de nuestra corresponsal permanente en Patagonia, Serenella Cottani).- Solemne Salón Auditorio de Vialidad Provincial. Presencia institucional del consolidado gobernador, Daniel Peralta. Del confirmado Ministro de Gobierno, Pablito González. Y del instrumental Alessandro Perrone, el Secretario de Energía de la comarca. Un fundamentalista del lupinismo, que mueve energías bastante superiores a las del teórico Rod Cameron, su par en el orden nacional.
La cronista prometió, en despachos anteriores, participar de la ceremonia de entrega de los pliegos licitatorios. A los consorcios de las empresas preseleccionadas, que «manifestaron interés» en anexarse a la epopeya.
«Tan preciada por los santacruceños, desde hace treinta años». Así define Perrone, con lícita emotividad.
La «obra del siglo» consiste «en el aprovechamiento hidroeléctrico del Río Santa Cruz».
La gigantesca construcción de una Yacyretá del sur. Dos represas. En La Barrancosa (ver artículo homónimo), a 185 km de la desembocadura del Río, para la creación de 600 Mw. Y en el paraje Condor Cliff, a 250 km, para producir otros 1400 Mw.
La obra comenzará en el 2008, para concluirse, con optimismo lupinista, en el 2012.

Utopías

«Las utopías, con este Presidente, se hacen realidad», define otro González.
Es Pedro, el intendente de Puerto Santa Cruz. «Gracias a Kirchner, que quiere un país federalista», agrega.
La utopía de la Yacyretá del sur mantiene un costo estratégicamente apreciable. Digno de justificar el «interés», apasionadamente federalista, de las empresas. Las que aportaron la propina inicial de 15 mil dólares, a los efectos de anotarse en la adquisición del pliego. Para agruparse, después, en la gestación de seis consorcios que impresionan.
Están en juego, para consagrar la utopía, 2400 millones de dólares. Y cuatro mil puestos de trabajo.

Desfile de consorcios

A continuación, asístese al desfile de los representantes de los consorcios. Para recibir, como si fuera un diploma de fin de curso, el pliego.
El primero es internacional. Lo conforman la dupla Isolux-Corsan, de capitales españoles, con la poderosa Andrade Gutiérrez, de Brasil. Firma especializada en «barragems». Mantiene represas construidas en Castagnao, en el Ceará. Como en la Amazonia, y en Goias.
«Estos brasileros, que son de los mejores, van a quedarse afuera», nos confirma la Garganta. «Una lástima. Pierden. Es altamente improbable que puedan adjudicarle la obra. Porque vienen con los españoles de Isolux-Corsan, que ya cobraron. Mojaron la medialuna, Serenella, como dicen en el Portal». Y aclara: «Acaban de firmarle el contrato de la usina Térmica del río Turbio».

Los Primos

Pasan después, a retirar el pliego adquirido, los dos consorcios más patrióticos.
«Los Primos», los llama la Garganta. Lo conforman los inmortales entubadores de Techint. Junto a los acueductores de Supercemento. Estrellas incuestionables de la CAC. La Cámara Argentina de la Construcción.
Es decir, se anotan también como consorcistas Los «Primos» de Esuco, de Wagner, alias El Alemán, tan vinculado, afectiva y comercialmente, a la señora Angelita, una «amiga del alma de la señora Cristina». Y se anota también Roggio, de idem.
El otro consorcio nacional es de «Los Primos» favoritos. Al menos, para la hinchada adicta a la información. Seres que rumorean con estoica malignidad.
El grupo lo compone la máxima revelación empresaria del portal. Es Electroingeniería, del dúo Acosta-Ferreira. Junto a IECSA, la empresa del honorable señor Calcaterra. Que asegura, a propósito, no ser ningún «calcaterro». Y habérsela comprado a su tío, el ex Padrino, Franco Macri.
Los acompaña Cartellone. Porque alguien tiene que ponerse, eventualmente, a trabajar.
«Los brasileros, Serenella, tienen la experiencia y la capacidad de financiación. Tienen el efectivo del Banco Paribas y del Banco de Desarrollo. Pero los Primos tienen los contactos. Privilegios de pertenecer a la familia».

Amalitos

Pasa después la representación del cuarto consorcio. Integrado por Aluar, consagratoria invención setentista del viejo Ber Gelbard, El Bolchevique. Junto a Hidroeléctrica Futaleufú. Y la brasileña Odebrecht, un gigante bastante ducho en los litigios domésticos.
Para la Garganta, Aluar y Odebrecht también se quedan, infortunadamente, «en la carrera». Porque «ya mojaron la medialuna». Y agrega, siempre en voz baja: «Con la planta de Aluminio en Puerto Santa Cruz».
El quinto consorcio puede mantener, para Garganta, ciertas perspectivas más auspiciosas. Conformado por la IMPSA, del ético Pezcarmona, alias El Gran Pez. Empresario que debe reponerse del papelón mediatizado de Aña Cuá, en el Paraguay. Se anota Pezcarmona junto a la Corporación América, que orienta Eurnekián, alias El Armenio. Completan el combo los ex «amalitos» de Camargo Correa.
Los amalitos supieron adaptarse al viento globalizado del capitalismo. Para hacerse, convenientemente, brasileños.
«Los amalitos, hoy brasilerizados, conocen en profundidad la sensibilidad argentina. Aparte, pueden terminar la obra en el plazo establecido, seis años».
Por último, tan solo, sin grandes fundamentos para el optimismo, pasa a retirar su pliego el representante de Panedile.

«Los favoritos, Serenella, son Los Primos. Los del segundo y los del tercero», vaticina la Garganta. «Empresas del comisario. Consorcios de La Casa».
Sin embargo, un orientador de Electroingeniería, nos indica, precisamente, lo contrario.
«La evaluación de antecedentes, en la Tabla Uno, si se fija bien, está hecha a la exacta medida de los brasileros. Se los benefician desde el vamos, con las condiciones. Exigen capacidades financieras, y de construcción, que los locales nunca podremos alcanzar».
Primos y Brasileros disputan por los 2400 millones de glucolines verdes.
El próximo capítulo se desarrollará el 28 de enero. Con la presencia asegurada de la señora Cristina. En Casa de Gobierno, o sea en Buenos Aires, o aquí, en Gallegos. Por esta vía confirmamos, de antemano, el seguimiento. La divulgación suele atenuar el salvajismo de las manipulaciones.

Serenella Cottani
Continuará
Manténgase conectado.

______________________________________________________________

Almas gemelas

China y Santa Cruz

RIO GALLEGOS (especial, S.C.) La próxima remoción de cinco millones de metros cúbicos de suelo, legitima, en Puerto Deseado, la falta de espacio. Cuesta acomodar las ciento veinte máquinas de procedencia china, que llegaron al sur.
Topadoras, perforadoras, camiones tipo Terex. Aparatos que deben sumarse a los cientos de camiones, tipo Cargo, que se amontonan.
Fierrerío que pertenece, en general, a Austral Construcciones. La empresa de Lázaro Báez, alias El Resucitado. Es el Primo Mayor.
Por estas máquinas que hablan en chino, y que Báez supo vender al gobierno de Santa Fe, se registró un fastidioso problema, en el principado de Liechtenstein.
Porque los nobles le bloquearon, injustamente, al Primo Báez, diez millones de dólares.
Nobles que confundieron, con aristocrática arbitrariedad, la audacia del inversor con la picardía del lavador.
Entre la chismografía fundamentada de Gallegos, nadie duda que Báez mantiene un probable socio del silencio. Un rumor que se convierte, misteriosamente, en compartido secreto. Instalado, a mil voces.

Almas gemelas

«Las máquinas, Serenella, se traen directamente de China», confirma la Garganta. «Dentro del marco del convenio que firmó Lupo, en su visita».
La Garganta coincide en los beneficios semánticos de la divulgación.
Santa Cruz y China, después de todo, son Almas gemelas.
«En China carecen de Aduanas serias, y de controles rigurosos. Y aquí, en Puerto Deseado, basta con las suficientes resoluciones de la Aduana. Las firma Echegaray, el rudysta. Por su vinculación con el Rudy Ulloa Igor. Es gente de la Casa «.
Imposible, para la Garganta, que cualquier grupo empresario que triunfe, con la masita del aprovechamiento hidroeléctrico del Río Santa Cruz, pueda prescindir de los servicios maquinarios del Resucitado.
Entonces el «fierrerío» espera, en Puerto Deseado.

S.C.

Relacionados

Gobernar con presos propios

Alberto no es partidario de liberar, ni oficialmente de indultar. Opta por hacer la plancha.

Oberdan Rocamora - 26 de enero 2021

La peste y las elecciones (I)

A medida que La Doctora extiende su poder, la oposición más dura sigue la agenda de la reconocida oposición mediática.

Oberdan Rocamora - 19 de enero 2021

¿Y si La Doctora se lanza?

Después de 40 meses de denuncias, agravios y procesamientos, no solo mantiene sus guarismos. Los eleva.

Oberdan Rocamora - 10 de abril 2019