Menú

Caída del Fondo Eaton Park

MINISERIE TRANSENER VI, penúltimo capítulo: Para algarabía de Kirchner y De Vido, la Cámara desaprueba la apelación del fondo de inversión americano.

Oberdan Rocamora - 22 de junio 2007

Miniseries

caidafondoeaton.jpgEn el epílogo de “Selectas Grabaciones”, cierto inquieto empresario consulta al Oráculo. Por haber sido tanteado, oportunamente, por Dirk Donath, ejecutivo del Fondo Eaton Park, a los efectos de convertirlo en la rama argentina del negocio.
– No jodás –le dijo El Oráculo, categórico-. Transener es para Enarsa y Electroingeniería. Esperá tu turno.

Gracias a la Cámara

Al Oráculo, al final, gracias a la justicia, se le dio.
El suspenso de la Miniserie Transener se mantuvo hasta el penúltimo minuto.
Porque la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal, Sala Segunda, hoy, 22 de junio, emite, como aquí se anticipara, el dictamen final.
Por sorprendente unanimidad, el doctor Ricardo Recondo, Presidente de la Asociación de Magistrados; la doctora Graciela Medina, que aún conserva alguna reticencia, y el doctor Guillermo Antelo, deciden no dar lugar, según nuestras fuentes, a la apelación presentada por el Fondo Eaton Park.
Al contrario de lo que se vaticinaba, entre el elitismo de los trascendidos, la Cámara desaprueba. O mejor, según nuestras fuentes, va a rechazar el recurso presentado por el fondo de inversión americano.
Es el Fondo que motivó, en su momento, la carta equivocada del embajador John Wayne. Y la durísima calificación de Kirchner, que supo definirlo, con su habitual diplomacia, como Fondo Buitre.
En adelante, por lo tanto, se despeja el camino preparado para Electroingeniería, la palanqueada empresa de Córdoba. Y para el artificio oficial, asociado, de Enarsa.
Se trata de la opción preferida por el gobierno del Oráculo. Para adquirir el 50% de las acciones de Transener. Acciones que se encuentran, aún, en poder de la brasileña Petrobrás, desde que se compró la argentina Pecom. (Detalles que pueden repasarse con la lectura de los capítulos anteriores).

Consumir con moderación

De manera que puede festejar, triunfalmente, Gerardo Luís Ferreira.
El cordobés del comisario se impone, aunque algo tardíamente, en la cruzada antiimperialista. También debe celebrar su superior, el santiagueño Osvaldo Acosta. Conjuntamente con Ezequiel Espinoza, el titular de Enarsa. Y congratularse recíprocamente por haber recurrido al asesoramiento que socialmente no asumen. Para poner, de su lado, el eficientismo jurídico del administrativista Roberto Dromi.
Resulta caro, acaso, el “Gabo” Dromi. Sin embargo Dromi se jacta, casi clandestinamente, de la excelencia elaborada. De los detalles de terminación de sus productos.
Después del presente despacho, tal vez Dromi deba levantar, naturalmente, el perfil. Abandonar el territorio culposo de la discreción excesiva. Por mantener la imagen adherida a la década que Kirchner -aunque fuera un protagonista favorecido- prefiere, orgánicamente, denostar. Mientras se encuentra, en la frivolidad del gobierno, sobrepasado de noventistas.
En definitiva, sea para privatizar o estatizar, «Dromi sienta bien». Consumido, con moderación, en pequeñas dosis.

Jolgorio

Pueden reírse, en bloque, del Secretario de Energía, Daniel Cameron. Y del acompañante, su segundo, el Doctor en Integración Latinoamericana.
Como se contó, los jerárquicos se encontraban, lícitamente entusiasmados, con los brasileños providenciales de Alusa. Venían, los de Alusa, con el apoyo silente de Petrobrás. Y con el aval del Ministro de Energía de Brasil, el exquisito Silas Rondeau. Al que debieron echar, formalmente, por una miserable coima de 50 mil dólares. Tortitas negras.
Pasaron al olvido, los providenciales de Alusa, cuando, según nuestras fuentes, a Cameron y al Doctor Integrador, El Oráculo les dijo:
– Déjense de joder con Alusa. No hagan más operaciones contra Electroingeniería.

Pueden también prepararse, socarronamente, los espirituales cordobeses, para ser, en adelante, los socios obligados de Marcelo Mindlin, quien dispone del 50% restante de Transener.
Ocurre que ellos, muy sensibles, sospechaban que Mindlin los prefería, como socios, a los americanos (Ver «Selectas Grabaciones»).

Es, en cierto modo, un día de jolgorio. También para Kirchner y De Vido.
Porque un tribunal, insospechablemente independiente, les otorga, de manera indirecta, la razón. Habrá que leer los fundamentos técnicos del Tribunal.
Desde aquí, se adelantó que la presentación de la oferta del Fondo Eaton Park, a través de Primrose Spain, carecía precisamente de credibilidad.
Con menos de tres mil euros de capital. Inscripta, la Primrose, como una inmobiliaria. Distaba de proporcionar la menor garantía para gestionar, en la Argentina, el transporte eléctrico de nueve mil kilómetros.
Entonces una, al menos, a El Oráculo, le salió bien. Justo en el preludio del fin de semana, que amenaza con ser políticamente atroz. Es material para otro análisis de lunes.
Con el pronunciamiento de la Cámara, el Fondo Eaton Park sale del juego.
El capitalismo de amigos se impone, en la Miniserie Transener, en otra batalla.
Sin reparos, ya puede percibirse, con algo de suspenso, el principio del fin.

Oberdán Rocamora
Para JorgeAsisDigital

Relacionados

¿Y si La Doctora se lanza?

Después de 40 meses de denuncias, agravios y procesamientos, no solo mantiene sus guarismos. Los eleva.

Oberdan Rocamora - 10 de abril 2019