Menú

Selectas grabaciones

MINISERIE TRANSENER V: Ante el dolor de Kirchner-De Vido, de Enarsa-Electroingeniería, la Cámara puede expedirse, muy pronto, a favor del Fondo Eaton Park.

Oberdan Rocamora - 20 de junio 2007

Miniseries

selectasgrabaciones.jpgMusimundo

Pese al hermetismo inviolable, la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal, Sala Segunda, emitirá, según nuestras fuentes, antes del próximo 28 de junio, la resolución que puede producir otro final abierto de la Miniserie -de suspenso- Transener.
Si se lo compara con el escándalo Greco (tema de próximo tratamiento), el monto en juego es bastante miserable. Son apenas 60 millones de dólares.
Aluden al transporte, en la Argentina, de nueve mil kilómetros de electricidad.
Sin embargo, la Miniserie Transener salpica, políticamente, los intereses del Brasil, por Petrobrás. Y de los Estados Unidos, por el Fondo de Inversión Eaton Park. Del que supo ocuparse el embajador John Wayne, con suerte inconcebiblemente adversa.
Es explicable, además, que la Miniserie Transener produzca infinidad de presiones. Seguimientos rigurosamente registrados. Una multiplicidad de “selectas grabaciones”, instrumentadas por el Musimundo del poder argentino.

Sinopsis de repaso

Trátase de la venta, por parte de Petrobrás, del 50 % de las acciones de Transener. Hacia el Fondo -norteamericano- de Inversión Eaton Park. Aquel que fuera oportunamente calificado, por el Presidente Kirchner, en altivo arrebato de patriotismo, como Fondo Buitre.

El otro 50% se encuentra en poder del Grupo Dolphin. Es el Fondo Pampa que gerencia Marcelito Mindlin, un ambicioso empresario, cabeza inteligente de una generación de próximo tratamiento. Protagonista involuntario, aparte, de las cintas de Musimundo.

Téngase en cuenta que, la negociación Petrobrás-Eaton Park, fue trabada por el gobierno.
Amparado en pronunciamientos del Ente Nacional de Energía Eléctrica, el ENRE, y de la Comisión de la Competencia.
La imbatible dupla Kirchner-De Vido, decide, en la práctica, igualar la oferta del Eaton. Y que el comprador sea, en principio, el artificio oficial de Enarsa, alias Enfarsa (que debe servir no sólo para atormentar al señor Cameron). Y el otro comprador, suenen trompetas, el crédito descubierto por el Portal, Electroingeniería. Iniciativa que se proyecta, desde Córdoba, hacia el universo. «Ancho y ajeno», como el de Arguedas.

Independencia jurídica

Si se mantiene la interpretación jurídica, anticipada en “El (jaqueado) Borrador”, en el más alto nivel del gobierno podrá apreciarse el sabor espeso del disgusto.
Porque la Cámara, que suele enarbolar el estandarte de la independencia jurídica, a través del dictamen de los doctores Ricardo Recondo -Presidente de la Asociación de Magistrados-, de Graciela Medina, y de Guillermo Antelo, dará, casi seguramente, luz verde a la apelación, presentada por el Fondo Eaton Park.

Justo llega, la eventual novedad judicial, cuando, según nuestras fuentes, otro activo protagonista de las grabaciones de Musimundo, don Joao Bezerra, titular local de la franquicia de Petrobrás, y Marcelo Mindlin, el socio que aguarda al socio, se resignaron a que Transener le quede, en definitiva, para Enarsa, y el infatigable burrito cordobés de Electroingeniería.
Rendición incondicional.

Capitalismo de amigos

En principio, Mindlin negociaba con las autoridades del Eaton Park. Correspondía, porque iba a ser el elegido, como su socio.
De manera que tenía que intimar, al menos, con Mr. Dirk Donath. Y compartir las cintas.
Además, el máximo titular del Fondo, Mr. Erich Mindich, había sido venturosamente recibido, por el distribuidor ministro De Vido, en Nueva York. Cuando Kirchner fue, para disgusto de D’Elía, a tocar la histórica campanita de Wall Street, en un curso acelerado de capitalismo.
Sin embargo, cuando Mindlin escuchó la diatriba de Kirchner, hacia el Fondo Buitre, en el Salón Cromagnon de Conciertos de La Rosada, comprendió que debía emprender otro curso. También acelerado, pero de cordobés básico. Aunque, acaso, era un idioma tardío.

Debía negociar, en adelante, con Gerardo Ferreira, el cordobés revolucionario, amigo de Zannini, y partícipe, a su modo, de una cruzada fervorosamente antiimperialista. Y con Osvaldo Acosta, el verdadero dueño de Electroingeniería. Aunque sea -Acosta- santiagueño, iniciado en los talleres de don Luna.
Distaba de ser lo mismo, para la conducción de Mindlin, disponer de un socio convenientemente americano, como Mindich. Que tener, soplándole la nuca, la cercanía serrana de los cordobeses, poderosamente vinculados a los insaciables que saben manejar el poder.
Aparte, el oficialismo empresarial, exponentes del extraño «capitalismo de amigos» en gestación, sospechaba que Mindlin, conjuntamente con Alejandro, eran las fuentes del irritante JorgeAsisDigital.
Era más grave aún. Porque sospechaban que el Fondo Eaton estaba arreglado con el propio Mindlin. Y que Petrobrás no tenía, en el fondo, la menor intención de desprenderse de Transener.
De las acciones que le llegaron, en realidad, a Petrobrás, en el paquete de la compra, en liquidación de invierno, de la PECOM.
De los Pérez Companc, los héroes que supieron acumular montañas de glucolines verdes. Y prefirieron entregarse, frenéticamente, después de una minuciosa evaluación, a la estrategia empresarial del dulce de leche granizado.

Final con El Oráculo

Aparte, la resolución favorable de la Cámara les llega, a los musimundistas de la Eaton Park, justo cuando tomaron conciencia que, para la nueva presentación, no deben subestimar, en demasía, a lo poco que queda, en la Argentina, de república.
Ocurre que se aventuraron, a los efectos de transportar los nueve mil kilómetros de luz, a través de la subsidiaria, Primrose Spain.
Trátase de una inmobiliaria de menos de tres mil euros de capital, apenas capacitada para expender granjas y fiambrerías de Pontevedra, en Galicia.
Aprendieron lo suficiente, los bravíos americanos, como para garantizar la necesaria «expertise». A través, probablemente, de la asociación tercerizada con una empresa italiana, acaso la Terna. O con la garantía ejecutora de la General Electric.

También, según nuestras fuentes, los gigantes titanes del Eaton Park, como Dirk Donath, entraron en contacto con algún ascendente empresario nacional.
Fue a los efectos de proporcionar, con solidez, una “pata argentina”.
Avanzaron entonces en la plática amable, con el exponente de cierto grupo familiar del Viejo Palermo. Paisanos con iniciativas que mantienen el interés de entrar, de algún modo, en la cuestión energética.
Trátase de un joven continuador, un cincuentón agradablemente formal, que suele sobrevalorar el espléndido aporte del kirchnerismo a la cultura industrial.
Por lo tanto, fue directamente, sin escalas, a consultar al Oráculo.
Es decir, a la superioridad gubernamental que le corresponde. Al que puede llegar.
Cuentan que el Oráculo, sin vacilar, le dijo:
– No jodás, Transener es para Enarsa y Electroingeniería. Espera tu turno.

Oberdán Rocamora
Continuará
Manténgase conectado.

Relacionados

¿Y si La Doctora se lanza?

Después de 40 meses de denuncias, agravios y procesamientos, no solo mantiene sus guarismos. Los eleva.

Oberdan Rocamora - 10 de abril 2019